reading FR

Heridas Emocionales

Heridas Emocionales

Las experiencias dolorosas que desarrollamos a lo largo de nuestra vida conforman nuestras heridas emocionales.
Estas heridas pueden ser múltiples y podemos llamarlas de muchas formas: traición, humillación, desconfianza, abandono, injusticia…

Por muy difícil que sea, debemos hacernos conscientes de nuestras heridas y evitar maquillarlas, pues cuanto más tiempo esperemos a sanarlas más se agravarán.  Además, cuando estamos heridos, vivimos de forma constante situaciones que tocan nuestro dolor y hacen que nos pongamos una máscara para evitar revivirlo.

 

 

Pero, ¿qué hacer con nuestras heridas?

1.  Aceptarla como parte de ti mism@.
Aceptar una herida significa mirarla, observarla detenidamente y saber que tener situaciones que resolver forma parte de la experiencia del ser humano.

A veces no nos damos cuenta de que ponemos nuestras expectativas vitales en los demás, esperando que suplan nuestras carencias y que colmen nuestras esperanzas, generando así, un gran malestar entre los que nos rodean porque no responden como esperamos.

 

2. Date permiso para enfadarte con quien te hirió y perdónate a ti mismo@.
Cuanto más nos dañen y más profundas sean nuestras heridas, más normal y humano resulta culpar y sentir enfado hacia quien nos perjudicó.

Sentirse culpable dificulta el perdón y liberarnos de esa culpa es la única forma de sanar nuestras heridas.
También es necesario perdonar, pues debemos aceptar que las personas que hieren es probable que lleven dentro un profundo dolor.

 

3. Llega la transformación.
Estas heridas emocionales nos van a enseñar algo, aunque es probable que nos cueste aceptarlo porque nuestro ego crea una barrera de protección bastante eficaz para ocultar nuestros problemas.

Intentamos esconder la herida que más nos hace sufrir porque tememos mirarla de frente y revivirla. Esto nos hace llevar máscaras bajo las que ocultarnos y, en definitiva, agravar el problema porque dejamos de ser nosotros mismos.

 

4. Date tiempo.
Lo ideal es deshacernos de esas máscaras cuanto antes, sin juzgarnos ni criticarnos. Aceptar y perdonar lo antes posible pero no siempre es así de fácil.

El cambio te puede llevar meses o años pero tranquil@…

Lo importante es que estás en el camino de sanación.


COMMENTS ARE OFF THIS POST

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies