reading FR

La clave está en enfocarse

La clave está en enfocarse

La mayoría de gente no obtiene lo que quiere básicamente porque no sabe lo que quiere. Es fácil decir “me gustaría tener tal coche” o “me gustaría vivir en una casa en la playa” pero ¿cuántas personas han averiguado con detalle qué coste puede tener ese deseo para ellos?, ¿Cuántas han valorado en tiempo, dinero y esfuerzo lo que les puede costar su sueño? Casi ninguna.

Hablar es fácil, quejarse aún más, pero comprometerse es complicado.

Hace muchos años que creo firmemente en el Poder de la Intención, el cual asegura que siempre obtienes lo que quieres; pero lo que quieres subconscientemente, no lo que dices que quieres.

Así, cuando afirmas “me encantaría vivir en una casa en la playa” si tu subconsciente te manda mensajes como “eso sólo es para la gente que tiene mucho dinero”, “es una locura”, “nunca lo conseguirás”, “supondría empezar una nueva vida en un nuevo lugar”, y cualquier otro pensamiento de este tipo, el universo interpreta que en realidad no lo deseas o que no estás dispuesto a hacer lo que haga falta para conseguirlo, por consiguiente, nunca lo tendrás.

 

Existen 3 niveles de lo que se denomina querer:

1. Quiero vivir en una casa en la playa: si me cae como llovido del cielo, si me “regalan” la oportunidad sin que me suponga ningún coste ni esfuerzo, entonces la tomaré.

2. Elijo vivir en una casa en la playa: ya he tomado la decisión, y he eliminado cualquier otra alternativa que no sea ésta.

3. Me comprometo a vivir en la playa: significa que estoy dispuesto a hacer lo que haga falta durante el tiempo que sea necesario para conseguirlo. Me dedicaré sin reservas a lograrlo y el fracaso no es contemplado como una opción válida.

Por tanto, podríamos decir que con el último ejemplo estaríamos en el nivel máximo en cuanto a «querer» conseguir nuestro sueño.

La palabra compromiso despierta un sentimiento de poder aunque también intimida.

¿A cuántas parejas les entra el pánico cuando llega el día en que hay que hablar de compromiso?

Es una palabra poderosa, con un significado potente, por eso la mayoría de personas no se compromete realmente con su sueño, ya que requiere de un gran esfuerzo.

Comprometerse requiere enfoque, valor, conocimiento, dedicar el 100% de tu esfuerzo, una actitud de no rendirse nunca y por supuesto la disposición mental de merecer absolutamente aquello en lo que te estás enfocando.

Ese sueño que tienes, puedes alcanzarlo. Analízalo detalladamente, valora el coste y esfuerzo que te supondrá, cree firmemente que lo mereces, dedícale el 100% de tu energía y … el universo se encargará de lo demás!

El futuro está determinado por lo que hacemos hoy, no mañana.

 


COMMENTS ARE OFF THIS POST

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies