Ríete de la Vida

De entre las señales emocionales, la sonrisa es la más contagiosa de todas y el hecho de sonreír alienta los sentimientos positivos. La sonrisa se considera una forma suave y silenciosa de risa y, a pesar de que tanto la una como la otra son innatas, las personas cada vez reímos menos.

Los niños de 7-10 años se ríen alrededor de 300 veces al día, mientras que los adultos que todavía ríen lo hacen menos de 80 veces diarias. Existe gente que raramente se ríe, e incluso algunas personas que no sienten la necesidad de reírse. Y como digo en mi libro, Lidera tu Vida en 10 Pasos, un día sin risa y sin amor es un día perdido.

Está demostrado que la risa fortalece nuestro sistema inmunológico y repercute de manera importante en nuestra salud al incrementar considerablemente la producción de anticuerpos. Las carcajadas o risas alegres y repetitivas, además de mejorar el estado de humor, reducen los niveles de colesterol en sangre y regulan la presión sanguínea. Chicas, ¿sabíais que nuestro rostro se mantiene más joven y libre de arrugas por los efectos que tiene sobre la circulación sanguínea? 😉

 

 

En los últimos años ha aumentado el interés por la Risoterapia, una técnica ya utilizada desde la antigüedad basada en el humor terapéutico y han aparecido “clubes de la risa” y asociaciones que defienden las virtudes de reírse a carcajadas.

Además de beneficiar nuestra salud, la risa favorece nuestro bienestar emocional. Es una de las formas de liberarnos de las cargas negativas y la tensión que adquirimos por culpa del estrés y nuestro agitado ritmo de vida. Pero es un hábito que, en ocasiones, olvidamos practicar.

Cuando hablamos de risa y pareja, está comprobado que las parejas que ríen juntas y superan las adversidades con buen humor permanecen juntas durante más años. El poder reírte con tu pareja fortalece enormemente el vínculo que tienes con ella.

La Risa se contagia, convirtiéndose en un factor de vínculo con las otras personas, lo cual incentiva que se desarrollen las relaciones sociales y profesionales. Nada mejor que comunicarse con una persona feliz y que lo demuestra con la risa. ¿Trabajas igual cuando tienes alguien al lado con quien te ríes constantemente? Evidentemente que no.

Además, cuando oímos a otra persona reírse de algo, inmediatamente nos fijamos en ese algo y lo consideramos más divertido que si esa persona no se ríe; y entonces sonreímos o incluso llegamos a reír nosotros también estableciendo un vínculo de conexión a partir de la risa.

La risa y el sentido del humor merecen un importante protagonismo dentro de la psicología positiva y el bienestar. La risa produce una de las sensaciones más placenteras de la experiencia humana y el sentido del humor es una de las principales fortalezas del ser humano.

Alguien muy sabio dijo una vez: “La capacidad para reírse de uno mismo es una inmunidad psicológica vital contra una moderna enfermedad del pensamiento llamada exceso de seriedad». Cierto… ¿por qué tomarse la vida tan en serio cuando puedes tomártela con humor?

La risa y las ganas de vivir se contagian, así que… ¡Vive y ríe cada día!


COMMENTS ARE OFF THIS POST

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies