reading FR

Sin música, la vida sería un error

Sin música, la vida sería un error

Me gusta la música alta. A todas horas. Donde sea. Cuanto más alta mejor 🙂

Me encanta cantar en el coche como si no hubiera un mañana. Cantar y bailar por casa mientras haces las tareas domésticas o cocinas. O marcarte un bailoteo cuando suena la mejor parte de tu canción favorita, lo que llamamos “subidón”.

¡Cómo cambia tu forma de ver las cosas cuando acompañas cualquier momento con unas notas musicales!

Hay muchos estudios que revelan que la música es buena para la salud y eso es porque existe una relación directa entre ella y el funcionamiento del cerebro. El conocido dicho de “la música amansa a las fieras” es verdad y es que, sin duda, la música tiene una capacidad para relajar muy grande. Ése es uno de los primeros beneficios que tiene para la salud: ayuda a reducir el estrés. Así por ejemplo, si nos tumbamos y ponemos un poco de música relajante nos sentiremos mucho más tranquilos. De la misma manera, la música ayuda a cambiar el estado de ánimo, luego si estamos un poco “depres” poner una música marchosa nos ayuda a animarnos.

 

La música tiene poder motivacional y nos ayuda a hacer ejercicio. Si elegimos una música con un ritmo marcado aguantaremos mejor el ejercicio físico que si lo hacemos sin música. Por eso es habitual ver a tanta gente con sus auriculares en el gimnasio o que los monitores acompañen sus clases dirigidas con música de ritmo marcado.

Muchas personas, yo una de ellas cuando me lo han permitido, ponen música mientras están trabajando o estudiando y, lejos de lo que se puede pensar, eso no disminuye su capacidad de concentración. La música favorece el aprendizaje y mejora el funcionamiento integral del cerebro. Además, escuchar música nos aísla de otros posibles ruidos que haya en el ambiente, lo que hace que nos concentremos aún más en nuestra tarea. Incluso está comprobado que la música facilita las capacidades de comunicación en el entorno laboral.

Desde hace unos años, la musicoterapia se utiliza en enfermos de Alzheimer ya que facilita la socialización del paciente. Una de las actividades que realizan es utilizar instrumentos musicales básicos para que el enfermo pueda conectar consigo mismo a través de la música que disfrutó por ejemplo en su infancia o adolescencia.

La música tiene muchos beneficios: escuchar música que nos gusta nos ayuda a liberar endorfinas, algo muy bueno para la salud de nuestro corazón, aumenta nuestro optimismo y energía, es beneficiosa para los bebés y los niños, reduce la tensión muscular y mejora el movimiento, estimula la digestión y genera sensación de seguridad y bienestar. La música es capaz de activar las mismas zonas de placer del cerebro que también responden a recompensas como la comida o el sexo.

La música tiene también un papel especialmente relevante en nuestra vida amorosa. Recientemente, Spotify ha realizado un estudio para explorar la relación entre la música, el amor y la seducción, demostrando la importancia que tiene la música en nuestro dormitorio. No es casualidad que en las películas se acompañen las escenas más íntimas con música.

Y tú, ¿cuánta música dejas entrar en tu vida?

La música es ese lugar en el que todos coincidimos alguna vez.


COMMENTS ARE OFF THIS POST

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies