Yo elijo la vía del tren

En la vida hay tantos caminos para elegir como personas en el mundo y cada cuál debe hallar el suyo. Cada uno de nosotros debemos decidir qué vía tomará nuestro tren y hacia dónde queremos dirigirnos y esta decisión la tomaremos en función de nuestra escala de valores.

Los valores son las creencias particulares, personales e individuales que sustentamos en relación con lo que nos parece importante. Tener claridad sobre nuestra jerarquía de valores nos ayudará a actuar de acuerdo con ellos, nos guiará en la toma de decisiones y nos servirá de brújula guiándonos hacia nuestro destino.

 

El no utilizar nuestra brújula interna con inteligencia nos lleva a la frustración, la desilusión, la falta de realización y la angustiosa sensación de que la vida podría ser algo más si, de algún modo, fuera diferente. Por otro lado, hay un poder increíble en el hecho de vivir de acuerdo con los propios valores: un sentido de la certidumbre, una paz interior, una congruencia total que pocas personas llegan a experimentar.

Cuando tienes clara tu escala de valores no estás una y otra vez dándole vueltas a la situación o arrepintiéndote de no haber tomado una decisión distinta. Cuando tienes claros tus valores vives esta situación desde la elección, desde el poder de liderazgo de tu vida, desde el “yo elijo qué prefiero” y ahí ya no hay ninguna duda.

Hace poco recibí una propuesta laboral muy interesante, que hubiera supuesto para mí alcanzar un gran éxito profesional y económico pero el precio que tenía que pagar era pasar varios días a la semana fuera de casa y lejos de la familia.

Para mí es muy importante la realización profesional, pero en mi escala de valores está por encima mi familia, así que la rechacé. Sé que aceptarla hubiera sido totalmente incoherente con mis valores, que por mucho éxito profesional que hubiera tenido no me habría sentido feliz porque ello suponía renunciar a un valor para mí más importante.

No hay éxito verdadero si no se respetan los valores básicos que cada uno posee. Aunque tengas un millón de euros, si tu modo de vida está en conflicto con tus valores, no vivirás feliz.

En definitiva, tener claridad acerca de tus propios valores te ayudará a decidir cuál es tu vía en el tren de la vida y te ayudará a vivir en coherencia, acercándote a un nivel más profundo de felicidad y realización personal.

Piensa, haz y siente en coherencia con tus valores.


COMMENTS ARE OFF THIS POST

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies